Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘fosas del franquismo’

Alberto Manguel en el ensayo publicado recientemente, El legado de Homero, viaja desde el Hades de La Odisea a las fosas comunes del franquismo para demostrarnos, con una esclarecedora reflexión, la continuidad histórica desde la Grecia de Homero a nuestra historia más reciente. En su viaje por el Hades, Ulises, se encuentra con Elpénor cuyo espíritu vaga atormentado porque fue abandonado sin que le dieran sepultura. El texto de La Odisea es el siguiente:

«La primera en llegar fue el alma de mi compañero Elpenor. Todavía no estaba sepultado bajo la tierra, la de anchos caminos, pues habíamos abandonado su cadáver, no llorado y no sepulto, en casa de Circe, que nos urgía otro trabajo. Contemplándolo entonces, lo lloré y compadecí en mi ánimo, y, hablándole, decía aladas palabras (…)

Al llegar, !oh mi rey¡ Haz memoria de mí, te lo ruego

no me dejes allí en soledad, sin sepulcro y sin llanto

no te vaya mi mal a traer el rencor de los dioses.

Incinera mi cuerpo vestido de todas mis armas

y levanta una tumba a la orilla del mar espumante

que de mí, desgraciado, refiera a las gentes futuras.

(Canto XI. Versión de José Manuel Pabón. Edt. Gredos).

(A TNA, In memoriam)

Read Full Post »

Hoy es viernes, veintitrés de julio de 2010, y han pasado setenta y cuatro años desde aquel otro mes de de julio de 1936. La luna nueva temblaba en aquella noche cálida sobre un cielo azul poblado de innumerables estrellas.

He subido al páramo para contemplar en silencio una noche como la que tú contemplaste hace setenta y cuatro años, no puedo sentir lo que tú sentías, es indudable, pero quería encontrarme con una noche de julio, en el mismo lugar a donde a ti te llevaron.

La noche avanza en su plenitud, las estrellas, el silencio cálido, el viento entre los pinos, el vibrar de las cigarras…, todo idéntico a aquella noche de ese otro julio de 1936. La plenitud de esta noche te llena de armonía, pero es paradójico que yo, aquí, cerca de ti, hablé de armonía. Quizás es lo que buscan e intentan imponer con el silencio y el olvido, su “armonía”.

Pero la noche es la misma, las estrellas, el camino sereno trazado por la Vía Láctea,  continúan siendo los mismos, quizás las encinas sean las mismas, excepto la vida que nosotros hemos trazado que dejó de ser la misma. Los astros y la naturaleza distribuyendo la armonía, su luminosidad, frente al  sendero de aquella noche, frío, tenebroso, de sombras y dolor. La luz de la luna desciende y se posa sobre el lecho donde tú descansas y sus rayos se me asemejan a fragmentos de hielo roto.

Mi sed agradece un vaso de agua, no un mar de agua. (Antonio Porchia)

(A TNA, In memoriam)

Read Full Post »